Voluntariado en las entidades de Red Conecta

En un artículo anterior introducíamos el tema del voluntariado en las entidades del Tercer Sector, con especial atención a las entidades que forman parte de la Red Conecta. Resaltábamos la importancia del rol del voluntario en el trabajo cotidiano, acercándose a las organizaciones y aportando tiempo, saberes, recursos…

¿Cuáles son las tareas que se realizan en los diferentes Centros? Y, más importante todavía, ¿qué aportan esas tareas al funcionamiento de esos Centros? Para conocer esto en más profundidad, nos centraremos en los aportes de los voluntarios de las dos empresas que colaboran con la Red Conecta: Microsoft y Wrigley.

Las empresas concretan su colaboración con aportaciones económicas, de tiempo y en material. Especialmente importante es el componente tiempo, base del trabajo voluntario. Así, se apoya en la formación en alfabetización digital, en propuestas para optimizar el trabajo interno de la entidad, en formación específica para colectivos concretos, acciones de rehabilitación física de los locales de las entidades, preparación y participación en actos simbólicos, etc…

Para las empresas esto supone una apertura a la sociedad, colaborando con el desarrollo comunitario, involucrándose con otras personas de backgrounds diversos, fomentando la participación externa, conociendo cómo lo hace el otro e intercambiando así valores y sinergias entre proyectos, fomentando así la solidaridad
Para las entidades, esto significa unos inputs nuevos en su trabajo cotidiano, lo que puede suponer una mejora y/o ajuste en su forma de trabajar, comunicarse y relacionarse a nivel interno pero también externo. De esta forma los proyectos de inclusión digital se conectan aún más con otras realidades, pudiendo recibir nuevos conocimientos o respuestas a necesidades concretas.

Al mismo tiempo, los voluntarios pueden ser referentes para los jóvenes que reciben los cursos en las entidades ya que, en los casos que estamos planteando, los voluntarios transmiten valores como el esfuerzo, el estudio, la constancia… Y a nivel concreto, la presencia de voluntarios en los cursos de alfabetización digital de las diferentes entidades brinda la posibilidad de tener una atención personalizada hacia aquéllas personas o colectivos que presentan más dificultades o necesitan más dedicación.

Podemos ver algunas valoraciones de voluntarios de Wrigley en un artículo de Elvira Aliaga aparecido en el número 33 del Diario de la Fundación Esplai. Por ejemplo, un voluntario afirma que a través de las actividades de formación «la integración social adultos-jóvenes es absoluta, derribando ideas preconcebidas. No es menos importante la satisfacción obtenida por sentirse útiles y valorados por los demás«.

No queremos cerrar el artículo sin preguntarnos por ejemplos de acciones concretas de voluntarios en diferentes entidades. Entonces, ¿qué relación tenéis con los voluntarios en vuestras entidades? ¿En qué tipo de actividades se insertan? ¿Qué nuevos conocimientos e inputs aportan al trabajo diario de vuestra entidad?

Esta entrada fue publicada en Red Conecta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario