…ellos me han demostrado que con paciencia y cariño todo el mundo puede aprender a defenderse ante un ordenador.

 

Retrato Jorge

Jorge Lizana Ruiz, voluntariado en el Telecentro de EICA

Nombre: Jorge Lizana Ruiz

Edad: 63 años

2 años de voluntaria en  el Espacio de Inclusión y formación del Casco Antiguo , entidad adherida a Red Conecta, red de telecentros con presencia en el territorio español.

 

 

¿Con qué objetivo o porqué decidiste realizar este voluntariado? Explícanos también cómo llegaste a la entidad y qué valoraste para realizar este tipo de voluntariado en ella.

Me jubile y decidí que era el momento de hacer algo por los demás.  Llegue a la entidad a través de mi esposa que ya era voluntaria en EICA.  Valoré el hecho de poder ayudar al alguien con una actividad que me gusta. 

¿Qué tareas realizas como voluntario en el telecentro o para el telecentro? ¿Cuánto tiempo le dedicas?

Doy clases de iniciación a la informática nivel usuario, 3 horas a la semana.

¿Qué te está aportando realizar este voluntariado en el telecentro?

El contacto con personas de todas las edades, orígenes, sexo, etc., me ha enriquecido e, incluso, me hace ver la vida de otra manera.

¿Qué crees que puedes aportar como voluntario/a en el telecentro?

Puedo aportar más coordinación con otras materias impartidas en EICA, organización del área de informática mediante la comunicación con otros voluntarios de la misma área, creación de métodos, basados en la experiencia, con grupos delicados, por ejemplo, mujeres de religión musulmana.

 ¿Qué crees que necesitarías para realizar lo que es para ti una buena labor de voluntariado? Formación, acompañamiento por parte de la entidad, recursos… ¿Has tenido lo que necesitabas?

Creo que en el área de informática se debería contar con recursos que permitieran el mantenimiento técnico de los equipo, a los alumnos le resulta frustrante cuando el ordenador no se inicia correctamente o cuando no se conecta. Cuando no he tenido lo que necesitaba me lo he inventado.

¿Qué aptitudes y habilidades crees que son necesarias para realizar un voluntariado en el telecentro?

La principal, mucha paciencia. Capacidad para reaccionar ante situaciones imprevistas que se presentan al tener alumnos muy diferentes, con distintos niveles y con distintos intereses en el aprendizaje. Capacidad para tener un acercamiento a nivel humano para que te acepten y se interesen por la clase.

¿Por qué crees que es importante el voluntariado en el telecentro?

La informática es algo que ya forma parte de nuestras vidas y está presente en casi todos los hogares de una u otra forma, la posibilidad de darle acceso a ella a personas que de otra forma no lo tendrían fácil y el apoyo que a través de la informática se puede proporcionar a otras materias, además se le abre al alumno una puerta a las comunicaciones que le permiten ponerse en contacto con sus familiares y amigos, por todo ello creo en la importancia del voluntariado en el telecentro.

Cuéntanos un momento que hayas vivido como voluntario/a en el telecentro, que quieras destacar especialmente, una anécdota, experiencia…

No fue un día o momento fue la evolución hasta que las mujeres musulmanas me aceptaron abiertamente como profesor, a partir de aquí he de decir que se convirtió en un grupo interesado y cooperativo, hasta cariñoso con mi persona, pese a que todos me dijeron que podría tener problemas por lo especial del grupo la verdad es que este grupo me entusiasmo.

Cuéntanos tu experiencia con algún usuario o usuaria del telecentro… Explícanos que te ha aportado y por qué.

Una experiencia difícil fue cuando me llegaron dos alumnos ancianos españoles con absolutamente ninguna noción de manejo de ordenadores, además con dificultades visuales y auditivas, el manejo del ratón fue una misión que se presentaba como imposible, al final pudieron manejar el ratón y crear sus textos incluso accede al correo electrónico, el agradecimiento de estas dos personas me conmueve, ellos me han demostrado que con paciencia y cariño todo el mundo puede aprender a defenderse ante un ordenador.

 

Esta entrada fue publicada en E-formación, fundación Esplai, Voluntariado. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta