Robots para ayudar a niños con autismo

Robot para ayudar a niños con autismo

Ya conocíamos terapias para que los niños con autismo pudiesen desarrollar habilidades sociales mediante la ayuda de mascotas u otros animales, pero ahora podemos encontrar terapias en las que la ayuda la ofrece un robot.

Según un estudio realizado en la Universidad Nacional de Singapur, para los niños con autismo es mucho más fácil interactuar con un autómata/robot que con un ser humano, esto es debido a que los robots se pueden programar para repetir tareas o adaptarse a las necesidades concretas de cada niño.

En la Universidad de Pisa se consiguió, mediante un robot de apariencia femenina, conquistar a 20 niños con autismo para que aprendieran a reconocer emociones. Esto lo hacían modificando a tiempo real las expresiones que debía mostrar el robot a través de un programa informático. Se eligió la figura femenina por la aceptación que recibe al relacionarla con la figura materna y por ser el género más destacado entre los terapeutas.

En la Universidad de Zagreb, Croacia, también están trabajando en un proyecto de ayuda a los niños con autismo mediante robots cuidadores. En este caso, llevan integrados un micrófono, altavoces y una cámara, todo ello para poder registrar la voz del niño y poder observar como establece contacto visual con su entorno.

Aquí en España, específicamente en Sevilla, también se está desarrollando un proyecto semejante de la mano de Bernardo Ronquillo, ingeniero. El robot cuenta con voz natural, una pantalla táctil y capacidad para ver. Unos de los objetivos del proyecto es conseguir que el producto no sea tan caro como lo son sus competidores, así pudiendo llegar a nuestros hogares con mayor facilidad y menor coste.

Si queréis más información, la podéis obtener en la noticia fuente.

Eric Rovira, Área e-inclusión

Esta entrada fue publicada en E-Inclusión. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta