La adicción tecnológica

Adicción tecnológica

En la sociedad en la que vivimos y los tiempos que corren, es difícil saber si el uso que le damos a las nuevas tecnologías es el adecuado. Con ello nos referimos a tener dependencia y/o necesidad de estar en activo con las nuevas tecnologías y/o notar síndrome de abstinencia al no poder conectarnos.

Según Azucena Díez Suárez, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Infantil (Sepyna) y psiquiatra y psicóloga clínica de la Clínica Universitaria de Navarra, los síntomas en la adicción tecnológica y en la ludopatía son muy similares, tales como: irritación, enfado, abandono del tiempo libre y aislamiento social, insomnio y falta de apetito.

Por regla general, las chicas se enganchan más a internet y el móvil debido a ser más sociales, los chicos muestran más interés por los videojuegos. Por ello, debemos estar alerta y observar que conductas se salen de la normalidad y que situaciones se vuelven difíciles de controlar. Esto lo podemos conseguir gracias a instalar el ordenador a la vista de todos, controlar el tiempo de uso y conocer las claves de niños y adolescentes.

Cuando el problema ya está instaurado y en un estadio avanzado, la terapia psicológica se basa en medidas conductuales y de restricción. En el caso de la población adulta, se debe tener en cuenta un factor que se ve afectado en la mayoría de los casos, la economía familiar. Esto es debido a la compra compulsiva de mejores dispositivos tecnológicos, videojuegos, optimización de dispositivos, etc.

Es posible que en unos años este trastorno/patología esté contemplado y tratado como uno independiente de los demás. De momento os invitamos a que leáis la noticia fuente, donde podéis encontrar el cuestionario Young, el cual ayuda a localizar posibles adicciones a las tecnologías en menores.

Eric Rovira, e-inclusión

Esta entrada fue publicada en E-Inclusión. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta