Programación para niños

En la actualidad, casi la mitad de las ofertas de trabajo existentes están dirigidas al desarrollo web y móvil. Todo y esto, la programación no es una prioridad en las escuelas o en el entorno de los niños, lo cual dificulta mucho su aprendizaje temprano y/o interés futuro.

El aprendizaje de programación durante la niñez favorece en gran medida la creatividad, el interés y la correcta resolución de problemas complejos. Teniendo en cuenta esto, Mitchel Resnick, director del Laboratorio de Medios de MIT, ha desarrollado una herramienta dirigida a niños de 8 a 16 años, la cual permite aprender desde cero las habilidades básicas y necesarias para empezar a ganar conocimiento e interés en el mundo de la programación. Esta herramienta se llama Scratch y permite aprender programación haciendo que los niños creen su propia historia interactiva mediante juegos y animaciones.

Mitchel considera que, los cuatro pasos del pensamiento creativo, siguen siendo un buen modelo de lo que pensamos. Estos cuatro pasos aparecen en la herramienta Scratch y son los siguientes: proyectos, compañeros, pasión y juegos.

Proyectos: en Scratch, los niños no trabajan solo para conseguir una respuesta a un ejercicio en específico, si no que trabajan en un proyecto significativo que luego pueden compartir con otros.

Compañeros: en Scratch, los niños suben sus proyectos a la web y obtienen feedback de sus compañeros así inspirándose y aconsejándose ellos mismos.

Pasión: trabajan en cosas que realmente les importan y eso genera mucho interés, que se traduce en dedicación y esfuerzo y potencia el aprendizaje y los resultados obtenidos.

Juegos: los juegos siguen siendo y serán uno de los mejores medios de aprendizaje, independientemente de la edad. Scratch está dirigido a niños de 8 y 16 años, pero cualquier persona con interés en aprender programación puede dar uso de la herramienta.

El programa está traducido íntegramente al castellano, así que esperamos que todos los que estéis interesados en probar Scratch, podáis hacerlo sin ninguna dificultad y sacando el máximo potencial de la herramienta.

A continuación, os proporcionamos la noticia fuente.

Eric Rovira, Área e-inclusión

Esta entrada fue publicada en E-Inclusión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario